cabecera
 

¿Qué entendemos por una buena práctica?

Se trata de métodos de gestión o prácticas concretas que se estén aplicando dentro del centro de trabajo y que consiguen mejorar las condiciones de trabajo y/o reducir los riesgos.

Deben ser efectivas. Debe tratarse de soluciones que han demostrado su efectividad en su aplicación práctica.

Buena práctica es tanto aquélla que no constituye una obligación legal como aquélla que es especialmente apropiada para cumplir de manera efectiva con una obligación legal. Lo relevante es que mejore las condiciones de trabajo o que reduzca los riesgos laborales.

En definitiva, se trata simplemente de actuaciones puestas en marcha en una empresa que han sido efectivas para mejorar las condiciones de trabajo o para reducir los riesgos y que podrían servir de ejemplo a otras empresas.